Hora de velada

Ahora mismo los chicos disfrutan de una noche divertidísima en la que realizan un furor en el que las chicas se visten de chicos y los chicos de chicas, lo mejor la preparación, en la que todos se las ingeniaban para pedir prendas a sus compis, un rato divertido donde se lo han pasado grande.